Los potenciales evocados auditivos de estado estable (PEAEE) por estímulos de tonales aislados y a frecuencias entre 75 y110 Hz son utilizados como una alternativa válida para la realización de audiometría por frecuencia específica. Este tipo de respuesta representa la descarga sincrónica de las neuronas del tallo cerebral, las cuales siguen la frecuencia de modulación del estímulo que les da origen. Un gran número de pacientes la cual se les ha realizado la prueba han obtenido respuestas confiables del umbral de audibilidad tonal tanto en niños, adultos sanos, como en sujetos con baja audición. La confiabilidad de la prueba se debe por ser no invasiva, objetiva y es de mayor utilidad en personas con hipoacusia severa o profunda.

En esta prueba se utilizan electrodos instalados en la frente y lóbulos de las orejas del paciente para captar los potenciales eléctricos generados frente a los sonidos, los cuales llega al sujeto a través de auriculares; por lo tanto, la señal eléctrica del potencial es captada e interpretada directamente por el computador, que con un algoritmo indica la intensidad del estímulo y la frecuencia involucrada, para definir con precisión la curva audiometría de los pacientes.

La diferencia de este examen con respecto a otros exámenes auditivos con potenciales evocados es que no revela la presencia de lesión o sordera, sino también la magnitud del problema en cada oído y frecuencia por frecuencia.

El potencial evocado auditivo de estado estable es una prueba audiológica muy útil para medir umbrales auditivos en niños, simuladores, personas difíciles de evaluar además que permite obtener umbrales para la adaptación de audífonos en estos pacientes.