Los seres humanos estamos expuestos a multiples sonidos del medio ambiente tanto en casa, laborales, asi como en la calle ( electrodomésticos, transito, construcción, etc ), los cuales generalmente se encuentran en volúmenes que no afectan el sistema auditivo, sin embargo frecuentemente podemos estar expuestos a sonidos de alta intensidad, o por periodos de tiempo prolongados, que si pueden afectar la audición en forma temporal o permanente.

Se consideran dos formas de perdida auditiva por ruido PERDIDA INDUCIDA POR RUIDO ( NIHL ) y TRAUMA ACUSTICO, la primera debido a exposiciones prolongadas y la segunda por una exposicion corta a un ruido de alta intensidad, estas perdidas pueden dar como resultado ruptura de membrana timpánica, disyunción de cadena de huesecillos o lesión en el órgano de Corti ubicado en Oido Interno.

Los ruidos que pueden producir daño son aquellos de una exposicion que superan los 120 dBHL, o exposición continua a sonidos por encima de 80dBHL por mas de 8 horas diarias. Estas perdidas pueden estar acompañadas por sonidos similares a silbidos o zumbidos en los oídos ( tinnitus ). Ocasionalmente puede presentarse una recuperación de la audición en las siguientes 16 a 18 horas posteriores a la exposición a ruido fuerte, presentándose simplemente un desplazamiento temporal del umbral de audición.

En la actualidad se realizan investigaciones en laboratorio para generar medicamentos que permitan la regeneración de las células del oído interno, terapias génicas, y otras alternativas que se encuentran en etapa de experimentación, por lo tanto la PREVENCION es nuestra mejor alternativa.

Proteger la audición en ambiente ruidosos haciendo uso de protectores auditivos acordes al tipo e intensidad de exposición, y estar alerta ante sonidos dañinos del entorno pueden ayudar a prevenir la presencia de perdida auditiva. Si se sospecha de la existencia de disminución en la percepción del sonido o el habla, sensación de oído tapado, tinnitus y/o mareos, debe acudirse al especialista para la evaluación medica ( otorrinolaringólogo ) y la evaluación auditiva ( audiologo ).